Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Realizar una Consulta
Calificar nuestra Web
Volver hacia atrás
Homeopatía para Artrosis
* La artrosis es una enfermedad producida por el desgaste del cartílago; tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación. Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada, aunque hay algunas variedades que afecta a personas jóvenes.
Su principal manifestación, es el dolor y la limitación articular.

* En la artrosis, la superficie del cartílago se desgasta y se rompe, lo que provoca que los huesos se muevan el uno contra el otro y genera fricción, dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación llega a perder su forma original, y pueden crecer en ella espolones. Además, pueden desprenderse trozos de hueso y de cartílago y flotar dentro del espacio de la articulación, lo que genera más dolor y daño.

* La artrosis puede afectar a cualquier articulación del cuerpo. No obstante, las más frecuentes son la artrosis de la espalda, que suele afectar al cuello y la zona baja de la espalda (artrosis lumbar); la artrosis de la cadera y la rodilla, y la artrosis de manos, trapecio-metacarpiana (rizartrosis) y pies, que suele presentarse a partir de los 50 años.

Factores de riesgo:

• Edad: personas adultas sobre los 45 años.
• Sexo: Igual para ambos sexos, pero en las mujeres se presenta a edades más tempranas (45 años).
• Mujeres: Predomina en la rodilla y en las articulaciones interfalángicas (manos).
• Hombres: Predomina en la cadera.
• Obesidad: Cuadruplica el riesgo si la persona se encuentra por encima del IMC considerado normal.
• Sedentarismo: mientras mas sedentaria sea una persona, mas probabilidades tiene de ir desarrollando artrosis en el tiempo.
• Alimentación rica en azúcares, harinas, proteínas y grasas animales y escasa en frutas y verduras.
• Lesiones locales: Cuando se producen fracturas, golpes importantes o inflamaciones de cualquier causa en una articulación, la recuperación nunca es completa y el cartílago tiene predisposición a alterarse más pronto.
• Exceso de uso: Produce el desarrollo de artrosis temprana o en lugares poco frecuentes como, rodillas en futbolistas, el codo en trabajadores con martillos neumáticos o las articulaciones de los nudillos de las manos en labradores.

Tratamiento:

Tradicionalmente el tratamiento farmacológico que se ha empleado para hacer frente a la artrosis ha sido únicamente sintomático. Debido a que la posibilidad de curar la enfermedad o de detenerla era completamente nula, el objetivo de los tratamientos se ha centrado en erradicar en lo posible el dolor y otras molestias asociadas a esta patología mediante la administración de analgésicos y antiinflamatorios.

En general, los reumatólogos recetan analgésicos como el paracetamol en altas dosis para el tratamiento de la artrosis. Si bien también pueden recetarse antiinflamatorios, se debe tener en cuenta el estado del aparato gastrointestinal, para evitar el surgimiento de síntomas a este nivel o el empeoramiento de los ya existentes. Por más que se apliquen por vía oral o intramuscular.

Tratamiento homeopático:

El tratamiento homeopático para la artrosis, está basado en las leyes y principios de la homeopatía. Se busca el remedio del enfermo; no el de la enfermedad. Por eso se realiza un examen exhaustivo teniendo en cuenta todos los signos y síntomas propios del enfermo y los de su enfermedad. Buscando en el esos síntomas extraños, peculiares y raros que me hablan de cómo se enferma ese paciente. Ya que en una artrosis de rodilla, por ejemplo; 6 personas me pueden relatar síntomas distintos y el nombre de la enfermedad sigue siendo el mismo; artrosis. Una me dirá que le duele al levantarse de un asiento, otra me dirá que le duele al subir escaleras, otra que le duele al bajarlas y otra caminando, otra estando de pie y otra acostada. Incluso también describirán diferentes sensaciones como ardor, pinchazos, punzadas, entumecimiento, fragilidad, rigidez, etc.
A pesar que la mayoría de las veces las manifestaciones agravan en tiempo húmedo, habrá pacientes que describirán otras situaciones distintas.

Es por todo esto que en Homeopatía se busca el remedio afín a cada paciente y este se encargará de ayudarlo con sus dolores.

Aun no se conoce correctamente el mecanismo de acción de los remedios homeopáticos, pero hay teorías muy convincentes que el remedio promueve los mecanismos naturales de autocuracion y en el caso de la artrosis, sería ayudando al cuerpo a recuperar la función articular como mejorar la lubricación del cartílago, disminuir la inflamación secundaria, fortalecer los ligamentos interarticulares, los tendones, etc. Esto explicaría porque en pacientes que toman el remedio homeopático un determinado tiempo y los síntomas disminuyen en alto grado, al suspenderlos, los síntomas comienzan a volver muy de a poco; incluso en los casos leves de artrosis (donde la articulación no está muy destruida), suelen no volver nunca más, o hacerlo al cabo de meses o años.

La Medicina Homeopática es una herramienta fundamental para la lucha contra la artrosis; sobre todo teniendo en cuenta que si se logra frenar el dolor, es porque la enfermedad se está deteniendo y hasta entrando en un proceso de recuperación (que dependerá del grado de avance de la enfermedad) y lo más importante, se evitan todos los síntomas secundarios y reacciones adversas de los fármacos con componentes químicos que solo apuntan a calmar el dolor.





Consultorios Santa María
San Francisco, Córdoba, República Argentina.
Bv. 25 de Mayo 2665
Tel.: +54 9 3564 436995
Mail: info@danielcento.com

Copyright 2014

Leyes y Principios de la Homeopatía
Historia de la Homeopatía
Biografía de Samuel Hahnemann
10 razones para elegir la Homeopatía
¿Por qué nos enfermamos?
Homeopatía para Menopausia
Homeopatía para Artrosis
Homeopatía para Migrañas
Homeopatía para Estrés
Homeopatía para Cáncer
Homeopatía para Corazón
Homeopatía para Várices y Hemorroides
Leyes y Principios de la Homeopatía Historia de la Homeopatía Biografía de Samuel Hahnemann 10 razones para elegir la Homeopatía ¿Por qué nos enfermamos? Homeopatía para Menopausia Homeopatía para Artrosis Homeopatía para Migrañas Homeopatía para Estrés Homeopatía para Cáncer Homeopatía para Corazón Homeopatía para Várices y Hemorroides Farmacias Homeopaticas
Diseño Web Profesional