Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Realizar una Consulta
Calificar nuestra Web
Volver hacia atrás
Homeopatía para Migrañas
La cefalea es el dolor o molestias localizados en cualquier parte de la cabeza y puede estar originado por una interminable lista de causas.
Las cefaleas se clasifican en 3 grandes grupos, los cuales a su vez se subdividen en innumerables subtipos:

A. La cefalea primaria:

• Migraña
• Cefalea tensional
• Cefalea en racimos.

B. Los dolores de cabeza secundarios a:

• Trastornos vasculares
• Procesos o enfermedades intracraneales (tumores, infecciones)
• Traumatismos, etc.

C. Neuralgias craneales y dolor facial central y primario y otras cefaleas.

Nos remitiremos a esta clasificación resumida, ya que el listado de subtipos de cefaleas es muy extenso y no hace a la intensión de esta descripción.
Es el neurólogo quien debe hacer un diagnostico preciso del origen y causa de la cefalea para poder tener idea aproximada de su evolución y consecuencias (pronóstico) y así arribar a un tratamiento eficaz.

Desde el punto de vista homeopático, también es igual de importante el diagnóstico correcto de la causa que la origina, por lo que si el Médico Homeópata no tiene suficiente pericia, es preferible que lo derive a un especialista para que se encargue de ello.

Una vez hecho el diagnóstico clínico preciso, el médico homeópata puede proporcionarle un tratamiento natural que lo ayude a que los dolores vayan disminuyendo en intensidad y frecuencia. Pero para esto, es importante hacer un diagnóstico individual del enfermo y aquí cobra valor la frase; “en Homeopatía es más importante el nombre del enfermo que el de la enfermedad”. Porque aun teniendo un mismo diagnóstico como migraña por ejemplo, es importante dar con el remedio individual de cada paciente, que es el que lo va a ayudar a recuperar el equilibrio fisiológico perdido y que dio origen a sus dolores.
En Homeopatía, no hay un remedio para la cefalea. Si lo hay para la cefalea de Juan o la cefalea de Marta.
Es la individualidad en la forma de sentir el dolor y la suma de sensaciones particulares lo que hace que a Juan le haga bien un remedio que a Marta no le produce ningún efecto y viceversa.

En Homeopatía cuenta todo; tanto la forma de sentir la enfermedad, como los factores alimenticios y cósmicoambientales que influyen en el paciente y afectan intensificando o suavizando los síntomas o estado general.

Además, de igual importancia son las situaciones circunstanciales de la vida que le puedan intensificar los dolores o estén relacionadas con el comienzo de la enfermedad, como puede ser un duelo, pena, preocupaciones, frustración, etc.

Por más que hubiese una causa biológica o incluso genética que predisponga a esa persona a enfermar, es casi fundamental que se asocien otros factores como lo alimentación, consumo de tóxicos, falta de descanso, sedentarismo, agotamiento físico y el más importante, la vulnerabilidad emocional, que condicionen a esa persona a desarrollar una enfermedad determinada.

Con lo dicho, es necesario tener en cuenta todos estos factores a la hora de elegir el remedio adecuado para cada paciente.
Este remedio se encargará de ir poniendo en armonía todas las funciones psicobiológicas que se fueron alterando y dieron origen a la enfermedad.

Demás está decir, que es fundamental corregir en lo posible, todos los hábitos tóxicos y factores predisponentes para acelerar el proceso curativo. Aveces, estos factores pueden ser un gran obstáculo a la curación del enfermo.
Dadas estas condiciones, el paciente tiene todas las posibilidades de mejorar en gran medida la frecuencia e intensidad de sus dolores de cabeza con un tratamiento homeopático.

Aveces, en algunas farmacias o páginas de ventas, se ofrecen remedios supuestamente homeopáticos, específicos para determinadas enfermedades o dolencias. En ese caso podríamos decir que son pseudohomeopáticos; ya que no cumplen con los requisitos fundamentales para ser homeopáticos; tener similitud con el cuadro a tratar, respetando la totalidad sintomática y no solo síntomas aislados como dolor de cabeza por ejemplo. Con esos medicamentos, solo se consiguen mejorías parciales, poco duraderas, en solo algunas personas y por lo general, terminan produciendo una supresión sintomática, al igual que con los analgésicos comunes, con la aparición más adelante de otros problemas de salud, quizá peores que el que se trata de curar.

La Homeopatía es individual y curativa; Si se da el remedio individual del paciente y los dolores mejoran, es porque comienza un proceso curativo; que puede perdurar o no, de acuerdo a la energía vital de cada paciente y de la persistencia o no, de los factores predisponentes antes mencionados.





Consultorios Santa María
San Francisco, Córdoba, República Argentina.
Bv. 25 de Mayo 2665
Tel.: +54 9 3564 436995
Mail: info@danielcento.com

Copyright 2014

Leyes y Principios de la Homeopatía
Historia de la Homeopatía
Biografía de Samuel Hahnemann
10 razones para elegir la Homeopatía
¿Por qué nos enfermamos?
Homeopatía para Menopausia
Homeopatía para Artrosis
Homeopatía para Migrañas
Homeopatía para Estrés
Homeopatía para Cáncer
Homeopatía para Corazón
Homeopatía para Várices y Hemorroides
Leyes y Principios de la Homeopatía Historia de la Homeopatía Biografía de Samuel Hahnemann 10 razones para elegir la Homeopatía ¿Por qué nos enfermamos? Homeopatía para Menopausia Homeopatía para Artrosis Homeopatía para Migrañas Homeopatía para Estrés Homeopatía para Cáncer Homeopatía para Corazón Homeopatía para Várices y Hemorroides Farmacias Homeopaticas
Diseño Web Profesional