Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Realizar una Consulta
Calificar nuestra Web
Volver hacia atrás
Homeopatía para Estrés
ESTRES

¿Qué es el estrés?

El concepto de estrés proviene del término inglés stress acuñado por el fisiólogo y médico vienés Hans Selye (1907-1982). Se trata de la tensión provocada por situaciones agobiantes, las cuales generan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos. El estrés es una demanda psíquica o física fuera de lo habitual, que provoca un estado ansioso en el organismo.

Entre los factores desencadenantes del estrés, puede mencionarse a cualquier situación que tiende a desestabilizar el equilibrio dinámico del organismo (homeostasis), como las percepciones de amenaza, los estímulos ambientales dañinos, la alteración de las funciones fisiológicas (enfermedades o adicciones), el aislamiento, la presión grupal, la frustración, etc.

¿Las personas con estrés pueden presentar síntomas distintos?

Los síntomas del estrés, son numerosos y variados: estado de ansiedad, sensación de ahogo o falta de aire, rigidez muscular, pupilas dilatadas, insomnio, falta de concentración, irritabilidad, pérdida de la capacidad de sociabilidad, constricción en el cuello, opresión en el pecho, acidez estomacal, diarrea, aumento de la diuresis, debilidad, temblores, inestabilidad, etc. Incluso, dependiendo de la intensidad del estrés o de su permanencia en el tiempo pueden desencadenar en verdaderas enfermedades.

¿Es posible aliviar el estrés con Homeopatía?

Si; es posible, ya que a la fecha hay mas de 7000 medicamentos homeopáticos experimentados con acción comprobada en la esfera psíquica.

¿Qué diferencia hay en el tratamiento de la medicina convencional y la Homeopatía?

En la medicina convencional se usan medicamentos químicos, cuya acción se limita a los síntomas consecuentes como la ansiedad, pánico y los arriba mensionados (la mayoría de los medicamentos corresponde a la familia de los ansiolíticos).

En Homeopatía se utilizan medicamentos sin sustancias químicas (diluidos y dinamizados), cuya acción se enfoca en las causas mas profundas y sutiles que predisponen al estrés.

¿Cada persona tiene un tratamiento distinto?

Exacto; si se somete a una determinada cantidad de personas a una misma exigencia, como un examen, algunas no padecerán estrés alguno porque sentirán de ante mano que es fácil para ellas, otras tampoco porque no temen desaprobar; pero las que tengan un alto nivel de exigencia, las que no se permitan errores o desaciertos, o las que tengan mucho temor a desaprobar; esas, sufrirán un gran estrés. Además, todas las personas que sufran de estrés, pueden sufrirlo de distinta forma y con distintos síntomas.

En Homeopatía existen remedios que actúan sobre la autovaloración, sensación de fracaso, de incapacidad, timidez, temor al público, a la reprobación, al que dirán, a la incertidumbre, al futuro, al, a las enfermedades, a las pérdidas materiales, a las pérdidas de seres queridos, al abandono, etc.

Al disminuir estas susceptibilidades individuales estaremos tratando la verdadera causa que predispone a esa persona a padecer estrés. Incluso a veces ni siquiera la misma persona es conciente de ello porque enmascara estos miedos detrás de una ambición desmedida, o una gran autoexigencia, o por el contrario, por un desinterés desproporcionado con la realidad que vive.

¿En que se basan los medicamentos homeopáticos?

Están elaborados con sustancias de origen vegetal, animal o mineral, que en su proceso de elaboración son sometidas a intensas diluciones para anular el efecto químico, y a fuertes sucuciones (dinamizaciones) que potencian su capacidad de impactar en lo mas profundo de nuestra biología para ayudarnos a restablecer el orden interno y así, facilitarnos la adaptación a las distintas circunstancias de la vida.

¿Cuál es la duración del tratamiento?

Depende de muchos factores. Hay personas predispuestas a determinadas formas de estrés por herencia, otras por fuertes o reiteradas vivencias y otras porque son sometidas o insisten en convivir en ambientes o con personas generadoras de estrés, como un trabajo, o una relación afectiva determinada, etc.

Si logramos apartar a la persona de los factores desencadenantes de estrés, el tratamiento es fácil y corto. De lo contrario, el tratamiento será mas largo.

Cabe recordar que El Ser Humano del último siglo y más aún de las últimas décadas, vive cada vez mas expuesto a factores desencadenantes de estrés, como son los horarios, la eficiencia laboral y exigencias de todo tipo. Durante miles de años, el hombre se acostaba con la puesta de sol y se levantaba al amanecer lo que significa un promedio de entre 9 y 12 hs. de descanso diario porque no existía la luz eléctrica ni la TV, la PC, los automóviles ni los delíberys, etc. Si a esto le sumamos la alimentación con comida chatarra, alimentos transgénicos plagados de insecticidas, conservantes, aditivos, ingesta de todo tipo de sustancias nocivas, mas la polución ambiental, falta de actividad física, el cuerpo va perdiendo su propia capacidad de adaptación.

En los últimos tiempos las personas duermen menos, hacen menos actividad física, comen más y mal y a la vez se intoxican con sustancias de todo tipo. El Ser Humano no está preparado genéticamente para adaptarse a tantos cambios en tan poco tiempo. Lo que significa que vivimos sometidos a un permanente estrés de base. Eso explicaría el porque también hay cada vez más enfermedades y mas enfermos. Si a una persona con cierta predisposición, la sometemos a una situación estresante tendrá mas posibilidades de padecer estrés.

Resumiendo, diría que hay miles de factores que pueden jugar a favor o en contra de esta capacidad de adaptación del Ser Humano y esto jugará un rol importantísimo a la hora de hacer un tratamiento.

La medicación lo puede ayudar muchísimo, pero en algunos casos es aconsejable que el paciente vaya apartándose de los principales factores desencadenantes de su estrés y además se incline por llevar una vida mas sana y ordenada, para poder mantener en las mejores condiciones su propia capacidad de adaptación, que es lo que yo, llamaría salud.

Muchas veces, se puede requerir el apoyo de otros profesionales como psicólogos, psicopedagogos, nutricionistas, médicos de otras especialidades, como también disciplinas como el yoga, gimnasia, etc. que nos pueden brindar un importante aporte en esta tarea.


Leyes y Principios de la Homeopatía
Historia de la Homeopatía
Biografía de Samuel Hahnemann
10 razones para elegir la Homeopatía
¿Por qué nos enfermamos?
Homeopatía para Menopausia
Homeopatía para Artrosis
Homeopatía para Migrañas
Homeopatía para Estrés
Homeopatía para Cáncer
Homeopatía para Corazón
Homeopatía para Várices y Hemorroides
Leyes y Principios de la Homeopatía Historia de la Homeopatía Biografía de Samuel Hahnemann 10 razones para elegir la Homeopatía ¿Por qué nos enfermamos? Homeopatía para Menopausia Homeopatía para Artrosis Homeopatía para Migrañas Homeopatía para Estrés Homeopatía para Cáncer Homeopatía para Corazón Homeopatía para Várices y Hemorroides Farmacias Homeopaticas
Diseño Web Profesional